La hora del ciervo: "Berrea 2017"

Mucho tiempo sin escribir. Demasiado. Siempre que me propongo publicar algo, al final y cuando lo tengo escrito pienso que no es lo suficientemente bueno para hacerlo y no lo hago.
Sin embargo, voy a seguir con este proyecto del blog porque en su día tenía el firme convencimiento de que podía contar cosas diferentes y todavía creo que puedo hacerlo.
En este tiempo sin escribir no he dejado de salir al monte, todo lo contrario, cada día, cada hora, cada instante que paso en la montaña me siento más privilegiado de poder hacerlo y de disfrutar y sentir la naturaleza como la siento.
No necesito ningún aliciente especial para salir al campo todas las mañanas, cuando has visto miles de ciervos, por poner un ejemplo y de repente aparece uno en los prismáticos y sientes lo mismo que sentiste cuando viste el primero es que realmente te apasiona lo que haces y eso es lo que a mi me ocurre.

Si es cierto que todas esas horas de campo deparan sorpresas y momentos únicos que cada vez te van enganchando más. Uno de ellos fue este avistamiento de quebrantahuesos en la provincia de León , y a pesar que el programa de recuperación del quebrantahuesos en picos de Europa con ejemplares marcados procedentes del Pirineo no hace dificil su avistamiento en Picos, especialmente gratificante para mi fue la observación de un ejemplar en la Reserva de Mampodre sin marcas alares ( no marcado, es decir que no se trata de uno de los ejemplares cedidos por el Gobierno de Aragón), por lo que puede tratarse de un individuo en dispersión.

No tengo apenas conocimientos sobre esta especie pero durante el tiempo que duro el avistamiento perseguía a los buitres que se acercaban a la zona dónde se alimentaba lo que tal vez,  pueda denotar cierta "territorialidad".

Siluetas típicas de buitre y quebrantahuesos




Con restos de huesos en las patas que lanzaba a los acantilados para alimentarse después.

A principios de otoño es cuando tiene lugar uno de los acontecimientos mas llamativos de nuestra fauna: "la berrea".
Los grandes ciervos ocultos la mayor parte del año cobran protagonismo. Su comportamiento huidizo y sigiloso da paso a sonoros berridos, marcajes territoriales y disputas con otros rivales para conseguir los mayores harenes y aparearse con cuantas hembras les sean posible.









Un año extremadamente seco como este que a priori apuntaba a una berrea floja y tardía fue justamente todo lo contrario. Los primeros reclamos los pude escuchar el 7 de septiembre algo inusualmente atípico para esta zona montañosa.

Los ciervos especialmente cuidadosos de proteger su cornamenta mientras se está formando, en esta época de celo no dudan en frotarse contra árboles del mayor tamaño que les sea posible para demostrar su fortaleza física frente a futuros adversarios y si es necesario llegar  a luchar entre ellos.  Esto conlleva que cuando se produce el desmogue durante los meses de marzo y abril muchas cuernas aparecen con puntas partidas o contraluchaderas rotas como resultado de estos enfrentamientos.

Ciervo en proceso de formación de la cuerna en el mes de julio

Detalle de los cuernos de "terciopelo"



Por lo general para que dos ciervos se enfrenten tienen que estar muy equilibradas las fuerzas de modo que ni el marcaje ni la intensidad del berrido dejen clara la superioridad de uno de los dos y el de menor rango y condición evite el combate.
A continuación en el video podeis ver como se van tentando hasta que se produce la pelea y uno de los dos termina con una contraluchadera partida (lo podeis apreciar fijandose en detalle en una zona blanquecina en el punto de la rotura, del ciervo de la derecha en su cuerno derecho).



Pero llegada la noche la berrea no se detiene y es especialmente espectacular poder observar a los ciervos en la intimidad de un abedular. Mejor lo disfrutais sin que os anticipe nada.





Y para finalizar las otras protagonistas de la berrea y siempree las grandes olvidadas.










"Baños de arena"


Demasiado calor para esta época del año. Ni siquiera en las zonas de montaña las temperaturas son  más bajas y esto origina que los animales busquen refugios en lugares más frescos para combatir el excesivo calor.
En laderas completamente desprovistas de vegetación que en otras épocas del año sólo son utilizadas como lugares de paso o de alimentación, pueden proporcionar sombra y refugio.

La única sombra de toda la ladera sirve para que una cierva puede combatir las altas temperaturas de forma mas liviana
En la imagen ampliada se puede apreciar mucho mejor

Los grandes machos de ciervo, practicamente con la cuerna formada, tan sólo salen de los piornales en busca de comida a última hora de la tarde.


El interior de los abedulares ofrece una condiciones mas óptimas de temperatura y humedad, zonas más sombreadas y con buenas praderas los convierten en lugares predilectos para una de las especies mas representativas de la fauna cantabrica: la liebre de piornal.




Otra de las especies emblema de la cordillera, las perdiz pardilla, se ve obligada a establecer el territorio en zonas cercanas a algun manantial o a cualquier cauce cercano.

Pareja de perdices pardillas cuando salían de un arroyo

En las zonas llanas la proliferación de conejo es significativa, cualquier monte por pequeño que sea si dispone de refugio suficiente será colonizado por esta especie.


No obstante las altas temperaturas no impiden que la naturaleza siga su curso y en esta época del año cada rincón de monte, ribera, humedal o incluso zonas esteparias son un excelente lugar de cría para las diferentes especies.

Las abubillas, cada vez más adaptadas a la presencia humana, construyen el nido en cualquier lugar que tenga restos de materiales de construcción como ladrillos o tejas. Las galerias que quedan entre los restos de escombro son un excelente lugar para el emplazamiento del nido a salvo de depredadores.

 



Sin embargo, existen lugares mucho mas llamativos para la constucción del nido.





 


 El águila calzada un año más es fiel al territorio de cría.





La puesta del cernícalo vulgar fue completada con éxito y 3 polluelos crecen rapidamente en el interior del nido.



Un milano negro ha construido el nido en un pequeño roble.

 

Concentración de milanos negros próximos a un muladar
La numerosa puesta del alcaudón común hace que los pollos volanteros queden hacinados en el nido sin apenas espacio para moverse.




En cualquier erial es fácil encontran los nidos de nuestras pequeñas aves esteparias.

Puesta de alondra común

Nido de triguero


Una cogujada común me acompaño mucho rato durante mis horas de observación (para mi, sin duda es la foto más especial de esta entrada).


Una peculiaridad que presentan un reducido grupo de aves son los "baños de arena". Este enarenado es típico de perdices, faisanes, codornices aunque también se puede apreciar en otras muchas especies como alondras o gorriones. Consiste en excavar hoyos en el suelo y hacer subir el polvo entre las plumas, agitándose para eliminarlo antes del atusamiento.
No está totalmente claro el valor que puden tener estos baños de arena como método de conservación del plumaje. Desde luego, no parece tener el mismo fin que el baño de agua, es decir, facilitar el engrase de las plumas. No obstante se cree que la finalidad de estos baños es combatir los parásitos de las plumas.

Macho de perdiz roja


Macho de codorniz común


A continuación un pequeño video en el que se observa el "baño de arena" de una codorniz. Se puede apreciar como rasca con las patas y el pico y esponja sus plumas hasta que el polvo las cubre, de esta forma reduce el exceso de humedad y aceite del plumaje al mismo tiempo que repele posibles parásitos.




















































Crónicas de abril


Hace muchos años  mi hermano me regaló un libro titulado: "Crónicas del Guarda Mayor". Durante dos años, su autor, Nicolás Dorado publicaba una página de caza en el diario bilbaíno "el Hierro" y con el paso del tiempo y la presión amistosa de algunos seguidores para recopilar esas crónicas nacio el libro.
Mientras preparaba fotos para esta entrada recordé el libro ya que el autor entrelazaba de forma brillante la fauna, la flora , la caza y el clima de forma que todo estaba conectado entre sí. En sus páginas llenas de alusiones a la lluvia, a la niebla o la cellisca esas condiciones climatológicas  predestinaban el devenir de la fauna y de las condiciones óptimas para la cría o la reproducción de las diferentes especies.
Este año la primavera tan calurosa tendrá consecuencias en la flora y esa disponibilidad de alimento condicionará el exito reproductor de muchas especies.
De forma análoga ocurre en embalses, lagos y lagunas estivales que otros años son excelentes puntos de cría de aves acuáticas y este año están secos en su mayor parte.
A modo de resumen quiero mostrar algunas de las fotos más curiosas tomadas este mes de abril. Me gustaría empezar con 2 citas de especies muy raras en la provinvia de León cono son la barnacla canadiense (Branta canadensis) y especialmente el porrón pardo (Aythya nyroca).

 
"Pato de chocolate" Porrón pardo (Aythya nyroca)


Porrón pardo (Aythya nyroca)

Porrón pardo (Aythya nyroca)

Barnacla canadiense (Branta canadensis)

Barnacla canadiense (Branta canadensis)

En el interior de los hayedos, apenas sin hojas todavía, el trepador azul (Sitta europaea) ya tiene eligida la ubicación del nido.

Trepador azul (Sitta europaea)

En las zonas de montaña los machos de perdiz roja (Alectoris rufa) siguen disputándose las hembras con el reclamo tan característico de esta especie. Sobre este macho en concreto dedicaré una entrada completa que bien la merece.

Perdiz roja (Alectoris rufa)

Perdiz roja (Alectoris rufa)

 En las zonas llanas de nuestra provincia, la escarduza hembra de alcaraván (Burhinus oedicnemus) ya tiene emplazado el nido. 

Puesta típica de alcaraván (Burhinus oedicnemus)

Puesta típica de alcaraván (Burhinus oedicnemus)

Es en este mes de abril cuando la mayor parte de los  ciervos se desprenden de sus cuernas. Por lo general el desmogue se produce o bien en los lugares de alimentación (prados y praderas con pastos verdes) o bien en los encames, sitios más dificiles de localizar por lo general en lo mas espeso del monte.

Cuerna de ciervo en el encame

Pero las primaveras tan calurosas hacen que se produzcan brotes de enfermedades como es el caso de la sarna. Este jóven vareto está debil y enfermo por lo que no sobrevivirá.



 Las hembras de zorro muy cerca de la paridera se alimentan de forma incansable de cualquier tipo de recurso.




Pero, una vez más la sarna no tiene compasión sobre las distintas especies de nuestra fauna.





Y ya para finalizar en cualquier ribera provista de sauces y ramas colgantes encontraremos el habitat apropiado para el pajaro moscón (Remiz pendulinus)