"Cosas de corzos"



Cada vez tengo más claro lo poco que sabemos de la mayoría de las especies salvajes por muy familiarizados a verlas que estemos como pueden ser los corzos. Y no me refiero a biología descriptiva sino a etología y pautas de comportamiento.

Miles de horas en los últimos quince años recechando corzos y no dejan de sorprenderme, cuántas horas de tertulias para al final darme cuenta que todos los comentarios y opiniones no son mas que conjeturas sin fundamento cuando lo más sencillo sería decir , NO TENGO NI IDEA, por qué se comportan de una manera o de otra.
Y no tengo ni idea de explicar razonadamente por qué una mañana veo una docena de corzos y al día siguiente en la misma zona ninguno, no encuentro una explicación lógica para poder refutar los motivos. En jornadas vacías de avistamientos buscamos el consuelo amparándonos en que les afecta la luna (si es que hay cambio de fase lunar), o bien en que las hembras están a punto de parir o que tienen los corcinos muy pequeños y que no se alejan practicamente de ellos, que los machos están cogiendo fuerzas para el celo y merman su actividad o que ya se les ha pasado y tampoco se mueven. Los cambios de tiempo atmosférico también nos sirven de excusa perfecta para justificar por qué no los vemos y ya no digamos los días de viento o los de mucho calor que esos son perfectos para decir que se alimentan de noche y por el día apenas se mueven.

En definitiva, todos los que salimos al monte una mañana de las que decimos "buena de corzo" con noche fresca  y rocío al amanecer  y no vemos ni un sólo corzo en toda la jornada, cuando volvemos al coche buscamos una justificación vacía de fundamento pero que eso sí, nos sirve de consuelo que da gusto porque nos creemos mucho mas expertos en ellos, que ellos mismos. Faltaría más.

Creo que las imagenes pueden dar constancia de lo que quiero explicar y de cómo no puedo explicar por qué ocurre.
Este es un video de una hembra de corzo amamantando a su corcino. De repente acude otra hembra y no sólo la madre tolera su  presencia si no que además consiente que amamante a su cría. Por otra parte, el corcino admite de buena gana tener dos madres, bien sano y fuerte se va a hacer con tanta leche "materna".
Ahora es cuándo como grandes expertos corceros decimos que eso ocurre porque la madre del corcino (aparentemente más jóven) es hija de la otra hembra adulta, o que tal vez sean hermanas o que la madre adoptiva perdió la cría y que por eso amamanta al corcino. Una vez más conjeturas y suposiciones por no decir, no tengo ni idea si se trata de un caso aislado o relativamente normal entre hembras que comparten territorio, ya tengan  vínculos de consanguinidad o no, si hembras que pierden la cría son toleradas por otras hembras para que amamanten a las suyas, o si crías huerfánas pueden ser adoptadas por otras corzas.
Muchas preguntas  y pocos respuestas fiables.

Mejor disfrutad del video que yo creo que vale la pena.







Este otro video refleja uno de los momentos mas íntimos de la biología corcera. Desde mediados de julio hasta mediados de agosto tendrá lugar el celo de los corzos ( "la ladra") y con muchas horas de campo y un poco de suerte podremos  ver algo asi. Esta grabación es del celo pasado, y puesto que es un macho bastante bueno, merecía la pena no ponerlo en peligro por lo que pudiera pasar.
En próximas entradas os mostraré mas "cosas de corzos".











6 comentarios:

  1. Querido Nardi, ¿cómo lo haces para estar siempre en el momento justo en el lugar indicado? Gracias por hacernos disfrutar desde el sofá. Un abrazo. Santi.

    ResponderEliminar
  2. Hola Nardi,
    otra vez nos sorprendes con dos fabulosos vídeos, que nos muestran momentos que nosotros no podemos ver y de los que aprendemos mucho.
    Gran trabajo, enhorabuena.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Por si fuera interesante o de utilidad para ti, para tus compañeros de rutas o para los lectores de tu web, tengo publicado el blog http://plantararboles.blogspot.com
    Un manual sencillo para que los amantes de la naturaleza podamos reforestar, casi sobre la marcha, sembrando las semillas que producen los árboles y arbustos autóctonos de nuestra propia región.
    Salud, José Luis Sáez Sáez. lopezmanero@hotmail.com

    ResponderEliminar